Siete consejos para organizar la cena perfecta en casa

Convertirse en un buen anfitrión no es tan difícil como puede parecer. Solo basta un poco de dedicación y tener toda la intención de hacer sentir cómodos a los invitados.

Ser anfitrión de una cena es maravilloso. Poder reunir en una mesa a familiares o amigos cercanos y compartir un tiempo de calidad es mejor si es en casa. Te contaremos siete consejos para que tu cena sea simplemente inolvidable y se convierta en una oportunidad para reencontrarte con quienes más quieres.

1. ¡Comida para todos!

Es muy importante que al hacer la lista de los invitados para que no solo tengas en cuenta el número de personas que van a asistir a la cena y tener comida suficiente, también debes fijarte en las preferencias de cada uno de ellos, por ejemplo, si hay alguien vegetariano o alérgico a algún alimento, esto te ayudará a pensar en un menú alternativo y evitarás que alguien se quede sin comida. También es importante prever algunas porciones extras en caso de que alguien se antoje de repetir o alguno de tus invitados venga acompañado de alguien.

2. Fíjate en la fecha

No hay nada más frustrante que organizar una cena en casa y que tus invitados no confirmen su asistencia o simplemente, nunca lleguen. Por eso es importante definir una fecha y fijarse que no coincida con otro evento importante como elecciones o un partido de fútbol decisivo. Incluso, un par de días antes de la cena, puedes enviar un mensaje a los invitados para asegurarte de que te acompañarán esa noche.

 

3. Cena temática

Al pensar en el menú, sería genial que lo hagas bajo un tema en especial, así no solo la comida responderá a una tendencia; también la decoración y las bebidas estarán acorde al tema logrando crear todo un ambiente para disfrutar. Por ejemplo, si quieres hacer una cena caribeña, puedes ofrecer una entrada de camarones acompañada de un ron Zacapa y ambientada con música del Caribe. Seguramente tus invitados se relajarán y disfrutarán al máximo pues se sentirán en un ambiente novedoso.

4. Busca ayuda

En caso de que haya muchos invitados a la cena, podrías contemplar la posibilidad de buscar una persona especializada que te dé una mano. Puede ser alguien que te ayude a preparar los alimentos, a servirlos e incluso en la limpieza de casa una vez todos se hayan ido. Recuerda que parte de ser un buen anfitrión es estar presente en la mesa y tener la tranquilidad de que todo está saliendo tal como lo imaginaste.

5. Las bebidas

Así como el menú es importante, las bebidas que ofrecerás lo son aún más. Busca varios tipos de bebida que se ajusten a todos los gustos y que vayan bien con la comida que vas a ofrecer. Algunas personas prefieren tomar los licores puros, como un Ron Zacapa 23; otros en cocteles; así que puedes buscar un par de recetas y tener listos los ingredientes para que las bebidas se roben la atención antes, durante y después de la cena. Recuerda tener suficiente para que no haya sorpresas en la mitad de la noche.

6. Revisa la lista de invitados

Es muy importante que, si vas a mezclar grupos de personas, te asegures de que van a congeniar, que tienen intereses en común y que, incluso, puedan establecer algún tipo de conexión después de la cena. Así lograrás un ambiente agradable en el que todos pasen un rato inolvidable.

7. El postre

El final de la cena es el momento estrella de la noche, por eso debe contar con un postre. Piensa en uno que vaya acorde al menú, que no sea muy pesado y que les permita, después de comerlo, seguir departiendo. Algunas personas cambian el postre por una bebida de sobremesa, como un Ron Zacapa, que les permitirá alargar la conversación y disfrutar de un rato muy agradable.

Recuerda que lo más importante a la hora de tener invitados en casa es que tú puedas disfrutar de su compañía y, siguiendo estos consejos, lograrás que la cena sea todo un éxito y crearás un momento de encuentro en el que se refuercen los lazos afectivos.